29 abril 2010

DÍA 33: GOOD BYE

Posted in Uncategorized a 23:38 por carlosperezolivencia

Llevo varios días pensando en cómo enfocar este artículo y creo que he dado con la solución. Coged papel y bolígrafo porque desde este mismo momento me convierto en vuestro profesor particular. En la lección de hoy pretendo enseñaros las diferentes formas de despedir a alguien: desde el “luego te veo” hasta el “haz el favor de perderte”. Los ingleses están abonados al “see you” (te veo), utilizando a continuación una coletilla temporal: “más tarde” (see you later), “mañana” (see you tomorrow) o “pronto” (see you soon). También podemos encontrarnos con el informal “bye” -o repetido dos veces (“bye,bye”)-. Éste último, en mi opinión, es más cariñoso. Desde mi punto de vista, el más tajante es el “good bye”, el que nos enseñan desde que somos unos críos. A mi, personalmente, no me gusta utilizarlo salvo en ocasiones muy concretas. Por ejemplo, cuando el que creías que era un amigo te hace una putada. Qué sé yo, le abres las puertas de tu casa, le cuentas tus preocupaciones, escuchas sus historias, te alegras de sus éxitos y te felicita por los tuyos… Pero más tarde tu amigo se va sin una explicación y descubres, por su reacción, que no significabas absolutamente nada para él (o ella) y que éste (o ésta) tenía una careta que utilizaba para ocultar su verdadera identidad. Afortunadamente, casos como este he tenido pocos en mi vida -puede que no pase de uno-. Primero te quedas con la boca abierta, quizá paralizado. Te quedas sin habla durante unos días hasta que una mañana, después de haber dormido plácidamente, te levantas diciendo “Good Bye”. Y te quedas como nuevo. Seguramente sea porque uno tiene la conciencia tranquila y sabe que el otro no ha descansado esa noche recordando lo que hizo. Esa persona deja de descansar porque el recuerdo, para bien o para mal, es algo que se queda grabado a fuego en nuestra persona. Porque el peor castigo que puede recibir alguien por sus actos es que la voz de la conciencia le taladre la mente. Eso, y la indiferencia absoluta del que era su amigo o, quizá, su íntima amiga.

Fin del día 33, fin de una etapa. Día 34, comienza otra. Bienvenidos todos, empezadla conmigo. Al resto, una despedida como se merecen: “G O O D   B Y E”.

DÍA 32 – EL “MESARIO”

Posted in Uncategorized a 0:14 por carlosperezolivencia

A lo largo de todos estos días que llevamos compartiendo este diario de viaje, os he podido comentar en más de una ocasión que aquí todo se magnifica: las penas se hacen un tanto más difíciles y las alegrías se multiplican por dos. Éstas últimas, afortunadamente, aparecen cada día. También se hacen más fuertes las relaciones que uno va trazando en su aventura en el extranjero: los conocidos se convierten automáticamente en amigos y éstos, en confidentes. Así que no es de extrañar que Bárbara y yo decidieramos celebrar por todo lo alto nuestro “MESARIO”. Es decir, la acción de conmemorar que habían pasado 31 días desde que nos conocimos en la recepción del Regina House de Gloucester Road. El plan, que se propuso como anecdótico, fue tomando forma conforme íbamos añadiendo más detalles a la supuesta celebración. Por ello, decidimos introducir en el juego el elemento “regalo” con la premisa de no gastarse más de cinco libras. Llegada la noche, la cena tuvo lugar: ensalada y filete, una cena fácil, poco elegante pero suficiente para esta primera ocasión. Para los siguientes “mesarios” hemos decidido incrementar la cuantía de la cena y de los regalos. Por cierto, recordadme que os cuente con qué nos obsequiamos.

26 abril 2010

Especial “London Express”: DÍA 31 – MIRANDO ATRÁS

Posted in Uncategorized a 19:42 por carlosperezolivencia

Y llegó el momento de tomarse un respiro en este camino inglés que cada día aporta algo nuevo, un camino que recorro acompañado por todos los que estáis en España y cada una de las personas que he tenido la suerte de conocer aquí. Todos formamos un gran equipo y juntos espantamos cada día ese fantasma de la soledad que nos acecha en la senda. El secreto para no dejarse atrapar es evitar mirarle a los ojos.

Día 31 desde los últimos abrazos en el aeropuerto… Dadme un segundo, por favor. Voy a pedir a los que están viviendo mi misma experiencia que tomen ventaja y decirles que en unos minutos les alcanzo, porque creo que es momento de sentarse a descansar y echar la vista atrás. Coger fuerzas mirando al camino recorrido y a todos los que estáis saludándome desde el otro extremo. Veo las caras de cada uno de vosotros. Y vosotros, espero, la mía sonriendo.

Cuatro semanas construyendo una vida radicalmente distinta a la que he dejado -sólo de forma temporal- en España. Otra casa, otra rutina, otras personas, otras preocupaciones… El secreto para vivir esta nueva etapa con felicidad es saber aunar las dos vidas y armarte de valor para saber encarar lo que viene de frente. ¿Qué son 31 días? Aperentemente nada, sólo un corto periodo de tiempo. Sin embargo, me da la impresión de llevar aquí seis veces más. Suena extraño, pero es la realidad.

Voy a levantarme y a continuar el camino. De nuevo, una nueva mirada atrás, un saludo, una sonrisa y, como sabéis, un “hasta luego”. No estáis lejos porque cada paso mío es otro vuestro.

DÍA 30: BÁRBARA EN 3D

Posted in Uncategorized a 0:21 por carlosperezolivencia

Si contar con una Bárbara en tu vida ya es un privilegio, tener la ocasión de pasar el fin de semana con tres es todo un milagro de la naturaleza. Y eso es lo que ha sucedido estos días con la visita a Londres de las hermanas Stephie y Alex, amigas de Bárbara desde que tenían cuatro años. Mi compañera ya me lo advirtió: “somos iguales”. Y, efectivamente, tenía toda la razón. Las tres lo son: mismo humor, idéntica simpatía y similares gestos. Todo un honor compartir unas horas en esta ciudad con el trío “la la la”. Bárbara ha ejercido de perfecta anfitriona, enseñando a sus invitadas Brick Lane, una calle situada a cinco minutos de casa y que está poblada por los mejores pubs de la ciudad. Fotos del Big Ben, ninguna; eso sí, sellos de las discotecas en las manos, todos. El Londres más turístico se proyectó para los quince minutos previos a la salida de su tren al aeropuerto. Muy a su pesar, las cuentas no cuadraron y los monumentos tendrán que ser vistos en una próxima visita. Chicas, ¡volved pronto!

(Novedades: Días 28 y 29)

25 abril 2010

DÍA 29: CAMBIO DE CONDUCTA

Posted in Uncategorized a 23:54 por carlosperezolivencia

Nunca me dejará de sorprender el ser humano y su comportamiento. Londres es una ciudad normal hasta las seis de la tarde. Hasta ese momento, todo transcurre con normalidad: hombres y mujeres trabajando bien en su empresa o bien en casa; jóvenes y niños en los colegios; turistas fotografiando el Big Ben desde todos los ángulos; ciclistas sorteando a los coches, éstos a los autobuses y éstos tratando de esquivar al típico extranjero con sandalias, calcetines blancos y su cámara en mano… Sí, todo es normal hasta las seis de la tarde, cuando la ciudad se queda vacía. Bueno, toda no. Porque a los siete millones de habitantes y los millares de turistas que nos visitan a diario los podréis encontrar en PRIMARK, el paraíso de la ropa barata –de precio y de calidad-. Todo lo puedes encontrar en estos grandes almacenes. Mi última adquisición han sido dos pares de zapatillas por cinco libras cada uno. Sólo la punta del iceberg de todas las compras que he podido hacer allí hasta la fecha: sábanas, toallas, edredón, almohada, cojines, cesto de la ropa sucia… La lista es larga, como lo son las enormes colas que se organizan para pagar la tonelada de productos que decides llevarte a casa. PRIMARK, eso sí, podría convertirse en objeto de estudio del comportamiento de aquellos compradores que no dejan títere con cabeza. Entrar en esta tienda conlleva un cambio de conducta que hace que los seres humanos dejen de ser dueños de sus actos. Un cambio de mentalidad asociado a la necesidad de conseguir la mejor ropa por el mejor precio antes de que lo encuentre otro. Una maratón que sólo ganan los más fuertes.

DÍA 28: LA INFIDELIDAD

Posted in Uncategorized a 23:33 por carlosperezolivencia

Hasta la fecha, sólo ella había logrado tocar esa parte de mi cuerpo. Nunca antes una mujer había accedido a lo que yo llamo la “zona sagrada”. La primera vez fue con 23 años. Sí, lo confieso, algo tarde. Sin embargo, no me sonrojo. Lo hacíamos cada mes y siempre era yo el que tenía que acudir en su búsqueda. Ella, con su melena castaña y su metro setenta de estatura, me recibía con los brazos abiertos y se entregaba al cien por cien. Lo hacíamos durante media hora. Quizá algo más. Era mi maestra y yo me ponía a su disposición. Un alumno con ganas de innovar que siempre era correspondido por esa mujer de mirada dulce. Pero todo cambió cuando se enteró de mi marcha al extranjero. Sí, eso le rompió el corazón. Sin embargo, prometió esperarme. Hoy le confieso que yo no he podido hacerlo. Todo sucedió hace unos días, cuando salí a la calle desesperado en busca de unas nuevas manos que volvieran a posarse sobre mi cuerpo. Y fue cuando conocí a Fátima, una marroquí que no llegaba a la treintena. El idioma no fue un inconveniente porque ella era toda una profesional y sabía lo que quería. Disfruté y salí como nuevo. Le prometí que volvería. Pero antes necesito disculparme con la persona que me espera en España: Nieves, lo siento. Te prometo que en España seguirás siendo la única, la única que corte mi pelo y lave mi cabeza.

21 abril 2010

DÍA 27: UN TRÍO CON HELEN Y KAH

Posted in Uncategorized a 23:33 por carlosperezolivencia

Si algo bueno ha introducido Ben en sus clases es que no nos hace cambiarnos de sitio para nuestros ejercicios de conversación, lo que me permite tener la tranquilidad de que permaneceré en la misma silla durante los siguientes 180 minutos. La principal ventaja es que me he buscado el sitio más apartado a M****, el chico de olor complicado. Ahora estamos cada uno en una esquina y eso ayuda a retrasar mi intoxicación diaria. Además, esta nueva colocación me ha permitido conocer más profundamente a dos compañeros de clase con los que me divierto mucho: Helen -una rusa poco agraciada- y Kah -un treintañero procedente de Vietnam-. Ambos son entrañables. Ella, con sus gracias en inglés y sus bromas hacia Kah; él, con su diccionario electrónico con una voz de ultratumba que nos asusta cuando estamos concentrados. Son uña y carne. Ahora han decidido que me siente entre los dos. Y qué deciros, mejor no puedo estar acompañado. Aprendizaje y diversión: la mejor fórmula. ¿El resultado? muchas sonrisas y alguna que otra carcajada sonora de las mías que tanto llama la atención de todo el mundo. Sí, me gusta, porque todo eso es energía que mando inmediatamente para España.

19 abril 2010

DÍA 26: FABRICADAS 176 SONRISAS

Posted in Uncategorized a 23:31 por carlosperezolivencia

Lo nunca visto. “El Pobrecito Hablador del 21” recibió ayer nada menos que 176 visitas, más del doble que lo habitual. Y todos ellos se han sumado a esta fábrica de sonrisas que hará que todo vaya bien. Tengo claro que con la sonrisa de cada una de la personas que dejaron su comentario y la de todos aquellos que leyeron la entrada, nada puede ir mal. Paso a paso se recorre este camino nublado. Nubes, eso sí, pasajeras. Porque tarde o temprano el Sol aparecerá y nos regalará su más cálida sonrisa. Eso sí, paciencia. Esperemos todos juntos a que salga.

DÍA 25: FIN DE LA TREGUA

Posted in Uncategorized a 23:10 por carlosperezolivencia

Se acabó el alto al fuego. Sólo nos han dado once días de aparente tranquilidad, un periodo que nos había servido para confiar en ellos y en sus intenciones. Pero nos mintieron, y ahora han salido de su escondite para librar una batalla que sólo puede tener un vencedor. Y si os soy sincero, creo que son más y mejores. Emitieron el comunicado a las dos de la madrugada y nos lo hicieron llegar a Bárbara y a mi, los “propietarios” de la segunda planta. Fue un mensaje contundente, sin medias tintas: “vamos a por vosotros”. Tuve la oportunidad de sorprenderles saliendo del zulo y, lo confieso, me asustaron. “¡Joder!”, exclamé interrumpiendo el dulce sueño de Bárbara. Era la primera vez que veía sus caras, mirándome fijamente mientras subían sus bigotes y ponían tiesas sus colas. Cerré la puerta e intenté dormir lo más profundamente posible. No fue tarea fácil. Las criaturas la habían tomado con una bolsa de plástico que habíamos dejado en el suelo. Y creedme, es muy desagradable pensar que ese ruido lo están generando esos seres. Me he despertado con las mismas ojeras que Bárbara y juntos hemos ido a comprar su veneno. Nos decantamos por el de toda la vida, las bolitas que colocas en un recipiente, descartando otras fórmulas que se llevan aquí en Londres como, por ejemplo, el pegamento que echas en el suelo y que provoca que el ratón se quede pegado al suelo. 

Ahora es el momento de disfrutar de un merecido descanso. Eso sí, Bárbara y yo hemos decidido incrementar las medidas de seguridad. Y la mejor, como podréis apreciar, es colocar la mesa de la sexta inquilina -la ausente- a lo Muro de Berlín.

DÍA 24: FABRICANDO SONRISAS

Posted in Uncategorized a 0:26 por carlosperezolivencia

Que nada haga borrar nuestra sonrisa de la cara porque es el mejor arma para luchar contra las adversidades. Dedícale una sonrisa a la vida y ésta te sabrá recompensar con lo que de verdad te mereces. Fabriquemos sonrisas…
Pero… ¿y si sólo nos sale media, o un cuarto? No importa, porque ya es todo un triunfo. Lo principal es no olvidar cómo hacerlo aunque nos lleve muchas semanas fabricar una completa. Porque eso, insisto, es una victoria. Yo pongo la mía   🙂  … ¿Alguien más se anima?

Página siguiente