13 septiembre 2010

ACOSO A JOSÉ LUIS

Posted in Uncategorized a 12:34 por carlosperezolivencia

Una clase sin matones debe ser como un Gobierno sin política de bandazos: imposible de concebir. Dicen que lo que más atemoriza al pequeño José Luis del nuevo curso no es que tenga que tirar diariamente de su cada vez más pesada mochila con carrito rebosante de deberes de Economía inacabados sino encontrarse cara a cara, una vez más, con los que más abusan y se aprovechan de él, los que le someten a un ‘bullying’ cada vez más salvaje. No son muchos pero hacen bastante ruido. Se sientan en la última fila pero se encargan de que sus ecos resuenen a lo largo y ancho de ese aula. Se hacen llamar PNV y su portavoz en la clase, Josu , no se lo va a poner nada fácil a José Luis. Son conocidos como los abusones de la clase.

En este colegio de la Carrera de San Jerónimo no cuelgan crucifijos de sus paredes. Las clases de religión están a punto de desaparecer debido a la asistencia de una escasa minoría. Se sustituyen por las de ‘Educación para la Ciudadanía’, donde los alumnos tienen la ocasión de cambiar de creencia en pocas lecciones. Se premia por ello, al igual que a aquellas adolescentes que presentan la idea más original sobre cómo engañarían a sus padres si se quedaran embarazadas. El objetivo es escabullirse de sus reprimendas y llegar en tiempo récord a la consulta médica de turno. La clases de orientación sexual son un filón importante. Las principales subvenciones al colegio se han destinado a este tipo de aprendizaje. Otro tipo de orientación, esta laboral, está empezando a cobrar importancia bajo la premisa de hacerles ver a los alumnos que sigan estudiando hasta los 30, con tal de que no se sumen a la cola del paro que recorre cada una de los municipios y ciudades de este país. El colegio San Jerónimo, por último, es bilingüe: la enseñanza es en catalán y en inglés, considerando el castellano como lengua muerta.

Una de las tradiciones más antiguas desde que se fundara este centro es que el delegado de la clase se encarga de elaborar el presupuesto con el que va a contar no sólo su clase sino el resto de grupos de ese colegio y de otros asociados en diferentes comunidades aútónomas. Es un encargo importante que le mantiene ocupado prácticamente todo el verano. Es a la vuelta de vacaciones cuando se tiene que dirigir al resto de sus compañeros para presentarles esos números y hacerles convencer de que son los adecuados. El problema es que a este delegado le tienen calado. Hacerles creer que dos más dos suman doscientos es algo que, por su abultada inteligencia, los alumnos no pueden dejar pasar de largo. Sin embargo, José Luis descubrió hace años que, mientras la clase atendía a otras tareas mientras él intentaba explicar las cuentas, los de la última fila le hacían señas. Durante un receso en la exposición, aquellos del grupo PNV se sinceraron: “sabes que no nos creemos esos números, como tú tampoco lo haces. Sin embargo, te apoyaremos”. Fue a partir de ese momento cuando todo cambió para José Luis. Año tras año superaba  ese arranque de curso a costa de cederles día sí y día también el dinero del bocadillo. Las malas lenguas decían que les estaba comprando su voto. Las viperinas especulaban cuál podría ser la siguiente cesión.

Dicen que José Luis está ahora más cansado y ojeroso. No rinde como antes y sus notas están bajando en picado. Se siente presionado por las amonestaciones que recibe de arriba y repara en que sus antiguos aliados ya no lo son tanto. Sin embargo, asegura que el talante es lo último que se pierde. Se le ha visto en soledad durante el tiempo de recreo. Se rumorea que está ajustando las cuentas. Tendrá que presentar los números en unos días. Y los expondrá mirando fijamente a la última fila, a esas amistades peligrosas que le piden dinero cada día sólo a cambio de su voto a favor. Ahora es más dificil todavía. Hay que hace creer que dos y dos suman mil.

Anuncios

1 comentario »

  1. fernando said,

    Eliminan la religion y encima quiere hacer el milagro de los panes y los peces … ironia …
    Esto es como dices … peor que el patio del recreo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: